HERRAMIENTAS

Conceptos base                            

Tanto los sentimientos, como los gustos y las creencias, tienen una base común: nos provocan sensaciones físicas. Es a cada uno de esos síntomas físicos a los que ponemos la etiqueta de emoción. Por tanto, si fuésemos capaces de modificar los síntomas físicos que experimentamos, cambiaría nuestra percepción sobre lo que nos ocurre y, consecuentemente, nuestra reacción.

Este argumento es el cimiento de los procedimientos que empleamos con el sistema de Libertad Emocional, siendo la herramienta principal para el cambio las técnicas de liberación de la emoción. Estas técnicas deben complementarse con diferentes procedimientos que nos hagan conscientes de las emociones que residen dentro de nosotros, para así poder liberarlas.

Te vamos a explicar varias técnicas de liberación y procedimientos para emplearlas eficazmente, así como métodos y dinámicas para analizar tus problemas, contactar con las emociones que los sostienen y acceder a los recuerdos que las almacenan.

 

Una única emoción siempre es controlable, pero las emociones suman sus intensidades

Sería absurdo que el sistema de alerta con el que informa nuestro cerebro al consciente de los posibles problemas, las emociones, puedan llegar a colapsar la respuesta a las amenazas. Luego el objetivo será trabajar con las emociones individualmente siempre que se pueda, con lo que mantendremos el control sobre el proceso sin malestar.

Por tanto, el lema a seguir es: “ser cobarde es lo ideal”. Si hay que ser valiente, es decir, enfrentarse a alguna resistencia y superarla, se está perdiendo la oportunidad de liberarla para que nunca más vuelva a aparecer. Antes de dar un paso asegúrate de haber soltado completamente todas tus reservas a la hora de tomarlo y, si estás trabajando con situaciones que incluyan personajes, trata de identificar las emociones en sus caras. Si reconoces alguna es un indicativo de que puedes seguir liberando.

 

No enredarse con pensamientos. El cuerpo no miente.                                                   

La mente está diseñada para buscar argumentos que den una sensación de coherencia entre lo que se hace y lo que se siente. Esos razonamientos se sienten más verdaderos cuanta más emoción los respalde. Si te permites hacer caso a los pensamientos pueden llevarte a situaciones en las que no quieras liberar las tensiones porque te protegen, te ayudan, son parte de tiNo te dejes engañar.

Como dicen en Ho’oponopono: si permites que la mente entre en el proceso la liberación se detendrá.

Las reacciones de tu cuerpo no mienten. Cada vez que contactes con una emoción céntrate en tu cuerpo y libera la tensión hasta sentir Paz. No cansancio, no aceptación, no perdón sino PAZ.

 

Existen muchas técnicas de liberación de las emociones igualmente efectivas, pero elegimos explicar estas porque nos parecen las más sencillas de utilizar y aprender.

 

Metamorfosisemocional© 2018 Powered by wordpress and designed by Airy Domínguez