¿Qué es Ho´ponopono?

La palabra ho’ponopono hace referencia al sistema ancestral hawaiano de resolución de problemas, denominado “Auto Identidad ho’oponopono” (ho’o significa “causa” y ponopono, “perfección”). Era una reunión familiar en la cual las relaciones se ‘arreglaban’ a través de debates, confesiones, arrepentimientos, restitución mutua, perdón y plegarias. Para los antiguos hawaianos, las dolencias y las desgracias provenían de desequilibrios entre personas o entre personas y dioses. Consideraban que todas las cosas de la vida estaban en relación y por ello los conflictos entre dos miembros afectaban al grupo entero. La técnica fue enseñada por Morrnah Nalamaku Simeona, una Lapa’au Kahuna (chamán sanadora), al psicólogo clínico, Ihaleakala Hew Len, del Hospital Estatal de Hawaii, que se encargó de difundirla.

 

Su filosofía sugiere que todos los problemas se empiezan a gestar en los pensamientos. Pero, tener pensamientos no es el problema. El problema radica en todos nuestros pensamientos que se encuentran llenos de recuerdos dolorosos sobre personas, lugares o cosas. Para rectificar los errores causados por pensamientos y memorias del pasado, que son los que crean emociones, realidades imperfectas, sufrimiento, carencia y enfermedades se empleaban  sencillas técnicas que son capaces de neutralizar la energía dolorosa que se asocia con esas personas, lugares o cosas, borrando la ilusión de dualidad y llegando al “vacío” original que constituye la auténtica identidad del ser.

 

Además, existe otra idea clave en el ho’oponopono: la total responsabilidad de tu vida. Ese concepto implica a todo lo que está en tu vida, simplemente porque está en tu vida, y es por ello tu responsabilidad. En un sentido literal, todo el mundo es tu creación. El ho’oponopono en sí es realmente muy simple. Es un proceso de contrición, arrepentimiento, petición de perdón y transmutación, que consiste en realizar una petición a la energía del Amor Universal e incondicional para cancelar y reemplazar las energías tóxicas que puedan hallarse en uno mismo. El Amor efectúa dicho proceso fluyendo a través de la Mente Espiritual y continúa su camino a través de la Mente Consciente, liberándola de la excesiva racionalización y finaliza en la Mente Emocional, donde anula todos los pensamientos que tengan emociones toxicas, reemplazándolos con Amor incondicional.

 

La persona que hace ho’oponopono no purifica persona, lugar o cosa alguna. No necesita saber cuál fue el error cometido o cuál fue el problema. Apenas necesita percibir la existencia de situaciones físicas, mentales o emocionales que le estén abrumando. Cuando lo haga, su responsabilidad estriba en comenzar inmediatamente a sanar la esencia de tales situaciones, diciendo simplemente:

 

“Lo lamento. Por favor perdóname. Te Amo. Gracias.” o variaciones como “Lo siento, te quiero, gracias”.

 

Se trata apenas de realizar un trabajo interno personal para mejorar lo externo. El procedimiento personal estriba en mantenerse callado y centrado en uno mismo, permitiendo que el proceso de transmutación suceda sin interferencia, pues, si se involucra al intelecto, el proceso se detiene.

 

Aquí tienes un vídeo del Dr Hew Len, el doctor que popularizó ho’oponopono, explicando el fondo del proceso.

Nuestro enfoque:

El ho’oponopono es una herramienta de trabajo verdaderamente muy poderosa, ya que es capaz de ponerte en contacto con emociones muy profundas, por la implicación, tanto lógica como emocional, de las frases que emplea. No habría nada que te haga sentir peor que decirle a alguien que te ha hecho daño que lo sientes, que lo amas, que te perdone y que es culpa tuya. Por tanto el uso que hacemos de esta técnica es muy cuidadoso y la reservamos para las etapas finales de limpieza emocional de las situaciones traumáticas, cuando las emociones más intensas ya han sido liberadas.

 

Si prescindimos de los debates filosóficos sobre lo que implica la total responsabilidad de tu vida y solo nos centramos en las emociones que se despiertan al considerarla como una posible realidad, empezamos a apreciar la potencia y profundidad terapéutica de la técnica.

 

Pensar que cualquier cosa (propia o ajena) que experimentas y no te gusta, esta allí para que puedas ser consciente de la emoción que te produce y la sanes. Que lo externo no existe, por así decirlo, excepto como proyecciones que salen de tu interior, implica que el problema no está fuera, está en ti, y para solucionarlo, debes cambiar tú.

 

Una vez asumido este enfoque, solo queda deshacerse de la causa de los problemas: los pensamientos con recuerdos dolorosos, y el método propuesto no se diferencia mucho de la meditación vipassana y otras técnicas tradicionales. Si observas tus emociones sin reaccionar ante ellas desaparecerán.

 

La gran genialidad del ho’oponopono radica en el modo de facilitar el contacto profundo con las emociones al emplear esas frases y el concepto de responsabilidad total. Al emplearlas tu cuerpo se rebelará ante esa actitud, mostrando los verdaderos sentimientos ocultos y ese es el objetivo final. Una vez contactados es posible su liberación y, finalmente, cuando no sintamos emociones sobre una persona, lugar o cosa no tendremos más pensamientos tóxicos sobre ella.

 

Por tanto, empleamos el h’oponopono en nuestras terapias como una herramienta para la limpieza profunda de las situaciones traumáticas. Para hacer salir los restos de emociones enterradas, de las que normalmente no somos conscientes, aunque la liberación de estas emociones la hacemos a través de otras técnicas que requieren menos pericia y autocontrol que la observación pura y dura por parte paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clara Teruel

Clara Teruel

Directora de Metamorfosis emocional

Paco Vinagre Benito

Paco Vinagre Benito

Subdirector del Metamorfosis Emocional

 

Metamorfosisemocional© 2018 Powered by wordpress and designed by Airy Domínguez